Acerca de nuestras enseñanzas:

El cielo no es un lugar, sino un estado de consciencia; creamos nuestro propio cielo o infierno aquí y ahora.
Todos tenemos la capacidad innata de conocer a Dios por medio de la experiencia de conocer a Dios por medio de la experiencia directa. “El Cristo” es esa parte de Dios que está en cada persona. Existe una chispa de divinidad en todas las personas, así como existió en Jesús.
La oración y el Tratamiento Espiritual Mental, funcionan.
Estamos aquí para dar un ejemplo positivo y ser un modelo para los demás
Estamos aquí para hacer del mundo un lugar mejor donde vivir.