CO-CREAR Centro para la Vida Espiritual y el Desarrollo Espiritual, es una comunidad acogedora que ofrece herramientas espirituales para transformar vidas personales y empoderar sueños.

Enseñamos principios poderosos para la transformación personal y global, honrando todos los senderos que conducen a Dios.

Asistimos a las personas a experimentar una relación personal con el Creador. Promovemos una comunidad de aceptación, comprensión y respeto, ofrecemos clases, talleres, la oración afirmativa y la meditación.

El Dr. Ernest Holmes fundó el movimiento espiritual de Centros para la vida espiritual, antes llamado Ciencia de la Mente.
La Ciencia de la Mente es una filosofía que integra las verdades espirituales con la ciencia y la física. Ciencia de la Mente enseña la unidad de toda la vida. Las intenciones y las ideas fluyen por un campo de la consciencia, que en realidad crea y afecta el mundo que nos rodea. Esta idea es común en la mayoría de las religiones y es apoyada por las enseñanzas de la psicología y la física cuántica.

En Co-crear, nosotros creemos que el secreto para vivir una vida exitosa es elegir conscientemente nuestros pensamientos. “Somos lo que pensamos”. Co-crear te enseña como pensar, no que pensar, también te enseña a usar correctamente los Principios Espirituales que te asisten a vivir vidas plenas.

La Ciencia Religiosa fue fundada en 1927 por el Dr Ernest Holmes. Sus enseñanzas son llamadas Ciencia de la Mente. La comunidad ahora es llamada Centros para la Vida Espiritual, la ciencia religiosa existe para facilitar el despertar de la conciencia de cada individuo dentro de sí mismo a lo más grande que existe dentro de él. No está en contra de cualquier creencia religiosa o filosofía. Su intención es buscar trayendo a la luz el hilo de la verdad que existe en todas las religiones del mundo.
En Ciencia de la Mente, creemos que el campo de la religión y la ciencia son complementarios, y que la ciencia demostrará lo que los místicos han dicho desde hace miles de años sobre la naturaleza de Dios, los seres humanos, y el Universo.

Estas creencias están siendo probadas, incluso ahora por muchos físicos cuánticos, que han encontrado que el universo está hecho de energía que no puede ser destruido y es infinitamente inteligente.

Ciencia de la Mente también  es científica, se basa en las leyes de la naturaleza para demostrar los principios espirituales. Cualquier persona puede utilizar los principios y obtener los resultados.

No.  Ni Co-crear, ni Ciencia de la Mente a través de los Centros para la Vida Espiritual, no está de ninguna manera relacionada con la Cienciología.
No. Co-crear es una entidad única e independiente de la Ciencia Cristiana. Y Ciencia de la Mente, ahora llamada Centros para la Vida Espiritual, cuyo fundador es Ernest Holmes, ha estudiado con muchos de los líderes espirituales de su tiempo, como Mary Baker Eddy,  fundadora de la Ciencia Cristiana, pero no era un miembro de ese grupo.
Sí. En Ciencia de la Mente Perú, creemos que la curación viene de muchas formas. Dios se expresa a través de los médicos y la medicina tal como se expresa a través de todo el universo físico. En resumen, creemos en la oración y la medicina moderna. Nuestros practicantes profesionales a menudo trabajan en conjunto con los médicos y otros profesionales de la salud física y mental para facilitar la curación.
Sí y no. La filosofía de la Ciencia de la Mente se deriva de la tradición cristiana con la creencia de que las enseñanzas de Jesús son accesibles a todas las personas.

El Dr. Ernest Holmes, fundador de la Ciencia de la Mente ahora llamado Centros para la Vida Espiritual, creció en la tradición cristiana. Además, era un lector prolífico que estudió todas las religiones del mundo y sintetizó la verdad común entre todas ellas, libre de cualquier dogma particular. Honrando todos los senderos a Dios, él desarrolló su filosofía con la intención de que todas las iglesias, especialmente los cristianos, abracen la filosofía e incorporen estas enseñanzas en la suya.

En Co-crear, nosotros creemos que Jesús de Nazaret fue un hombre amoroso y poderoso que vino a la tierra hace dos mil años. Jesús fue un Maestro de Maestros y un gran ejemplo de cómo vivir la expresión individual de Dios. En la Ciencia de la Mente, la frase “Consciencia Crística” es utilizada para referirse a un principio universal de expresar a Dios a través de la humanidad. Jesús fue el gran ejemplo, dado a nosotros, de vivir completamente nuestro potencial divino, nuestra “Consciencia Cristica”.

Según nuestro fundador el Dr. Ernest Holmes, “La Ciencia de la Mente no niega la divinidad de Jesús; pero afirma la divinidad de todas las personas. No niega que Jesús fue el hijo de Dios; pero afirma que todos los seres humanos son hijos de Dios. No niega que el Reino de Dios fue revelado a través de Jesús; pero afirma que el Reino de Dios también es revelado a través de usted y de mí”.

Ciencia de la Mente es una filosofía del Nuevo Pensamiento, que utiliza herramientas espirituales como la oración afirmativa,  la visualización curativa y creativa para transformar vidas y crear un mundo más pacífico, armonioso y próspero.
El Nuevo Pensamiento se remonta a la década de 1880 y tiene sus raíces en el movimiento trascendental de la década de 1830. El Nuevo Pensamiento tiene una historia larga y respetable, e incluye figuras como Ralph Waldo Emerson, Walt Whitman, Quimby Phineas y Emma Curtis Hopkins.

Ciencia de la Mente no tiene en cuenta las enseñanzas orientadas a la Nueva Era, sino que incorpora la sabiduría antigua de todas las tradiciones espirituales que existieron a través de los siglos. Personas de todos los senderos espirituales – cristiana, judía, budista, hindú, el islam, la Nueva Era y otros – son todos bienvenidos a nuestra comunidad.

Sí, la comunidad de Co-crear es un lugar donde la sanación y las transformaciones asombrosas de la vida tienen lugar. La ciencia de la Mente es una filosofía  que promueve la idea de que Dios es todopoderoso, omnipresente y benevolente, el yo humano verdadero es divino, toda enfermedad tiene su origen en la mente, y el “pensamiento correcto” tiene un efecto curativo.
Co-crear honra todas las formas de oración. Además,  enseñamos una única forma científica de orar, llamada Tratamiento Mental Espiritual. Este método es de gran alcance, es una oración afirmativa y fue desarrollada por el Dr. Ernest Holmes. El Tratamiento Mental Espiritual implica un proceso de cinco pasos que expande al máximo el proceso creativo de la consciencia. Es una oración poderosa, científica que nos permite manifestar nuevas experiencias de salud, riqueza, amor y plenitud para convertirlas en una realidad en nuestras vidas.
Co-crear promueve la meditación como una práctica espiritual, ya que refuerza nuestra comprensión del poder de nuestro ser interior y nos permite experimentar la unidad de toda la vida. Al estar quieto y en silencio, podemos oír la voz interior y seguir su guía.
Co-crear promueve el uso de la afirmación como una herramienta espiritual muy poderosa. Al elegir conscientemente hablar de nuestro bien como una realidad presente, hemos creado una intención poderosa. Cuando se habla, se siente  y se actúa en consecuencia, el pensamiento afirmativo se convierte en la fuerza creativa para siempre en nuestras vidas
Sí. Co-crear, enseña que todo es posible en Dios. Todo lo que ocurre en nuestras vidas es simplemente la manifestación de nuestra consciencia. Los acontecimientos que parecen ser milagrosos son en realidad leyes metafísicas que actúan a un nivel más allá de nuestro entendimiento. A medida que nuestra consciencia se expande, lo que antes parecía milagroso se convierte en una forma natural, normal y comprensible de la vida.
No. En Co-crear, enseñamos que cada individuo tiene influencia y responsabilidad sobre su propia vida. Apoyamos la responsabilidad personal y desalentamos la imitación a cualquier persona, inclusive al fundador Ernest Holmes.

La filosofía enseñada por Co-crear desafía a las personas a pensar por sí mismos y sólo creer en  lo que sienten que es verdadero para ellos. Esta es la esencia de lo que los líderes y miembros de Co-crear creen y practican y también  a lo largo de toda nuestra organización global.

Debido a que la Ciencia de La Mente ve toda vida como a Dios, no puede haber infierno. Los términos “cielo” e “infierno” son un símbolo de lo que cada individuo crea en su propia vida. Nosotros encontramos el cielo cuando vivimos desde nuestros corazones, somos conscientes de nuestra unicidad con Dios, y somos coherentes con nuestros principios y valores. Esta paz interior profunda, de la que se ha escrito a través de los siglos, es el cielo. Por otro lado, el infierno es el dolor interior que sentimos cuando nuestras vidas y experiencias parecen estar contra nosotros. En realidad, nada está contra nosotros cuando comprendemos la unidad básica de la vida. Nosotros siempre tenemos el poder de cambiar nuestro pensamiento y por ende nuestras experiencias. Podemos aprender a vivir en el cielo con los pies en la tierra.
La ciencia de la mente es una filosofía que  afirma que hay un solo poder y que es Dios. Porque hay un solo poder, el diablo no puede existir. Sólo existe la manifestación de las falsas creencias, la cual produce la aparición de una fuerza siniestra invisible que actúa en nuestras vidas. Culpar al demonio de las condiciones y circunstancias desagradables, o a cualquier otra persona, es una forma de evitar la responsabilidad de las decisiones de nuestra vida.
El significado original del pecado era simplemente “errar al blanco” de la perfección espiritual. En Ciencia de la Mente, nosotros creemos que no hay “pecado” en el sentido tradicional de esa palabra. Podemos elegir por un comportamiento que produce un efecto no deseado en nuestras vidas, creando así las dificultades y el sufrimiento. En otras palabras, no somos castigados por nuestros pecados, sino que sufrimos las consecuencias de nuestras elecciones, es lo que llamamos causa y efecto.
Ciencia de la Mente Perú enseña que la vida es eterna. Como dijo Teilhard de Chardin, nosotros no creemos que seamos seres humanos teniendo una experiencia espiritual, sino que somos seres espirituales teniendo una experiencia humana. Aceptamos que nuestros cuerpos físicos operan dentro de un ciclo natural de nacimiento y muerte. Sin embargo, a pesar de que tenemos un cuerpo, somos más que nuestro cuerpo. Somos la vida que anima a nuestro cuerpo, y esa vida es infinita e inmortal. A medida que cada vez más nos identificamos con nuestra naturaleza divina y eterna, el miedo subyacente de la muerte se disuelve y la experiencia de la vida llega a ser  más alegre.
En la Ciencia de la Mente, nosotros no aprobamos ni rechazamos ninguna teoría particular o concepto de reencarnación. Debido a que la vida es eterna, hay un número ilimitado de posibilidades de una evolución después de la muerte física.